Arq. Liliana Adamo, en Google+

miércoles, 17 de marzo de 2010

Union perfecta ..diseño + tecnología

Este fin de semana me deleitè en Puerto Madero con la llegada de los veleros y aprovechando el disfrute, recordè el artìculo de Lis en el blog y me di una vueltita por el Museo Fortabat...de las obras de arte no comentaré nada, no me compete, ya muy bien lo hizo ella en su nota, pero de su arquitectura sí puedo aportar algo màs En primera instancia quedè asombrada como los edificios circundantes lo fueron encerrando, una làstima se pierde la volumetría, la perspectiva del edificio que considero que es la uniòn perfecta entre lo formal y lo tecnologìco, busquè en la web una fotos allá por el 2008 y allí se nota la falta de espacio...que diferencia!!

(foto de la web 2008)



(fotos 2010)


Fue diseñado por el arquitecto uruguayo Rafael Viñoly, radicado en Nueva York (tuve el placer de conocerlo, fue docente en la UBA) y está emplazado en Olga Cossettini 50 Puerto Madero
El museo es de una arquitectura de última generación, cuenta con casi 7,000 metros cuadrados y cuatro niveles con dos enormes salas de exposiciones, hemeroteca, auditorio, oficinas, cafetería y una cúpula de vidrio cubierta por un complejo sistema de parasoles móviles de aluminio que se abren según la posición del sol.. tecnología a pleno
Está inscripto en un rectángulo cuyo lado mayor es paralelo a un canal de agua situado en la parte posterior del edificio, hacia el Dique 4. La superficie de la galería principal consta de un espacio que ocupa una planta completa del edificio y se halla cubierta por un techo en forma de arco realizado en vidrio y acero que parte de un nivel superior al de tierra.
Las costillas curvas de acero que forman el techo nacen desde el nivel de piso, donde se apoyan en bisagras especialmente diseñadas, y terminan 15 m. hacia arriba donde se apoyan sobre una pieza de hormigón rectangular que va a lo largo del edificio.
La entrada de luz dentro de las galerías se controla por un sistema de 15 paneles de parasoles montados sobre el exterior de la bóveda de vidrio. Cada panel tiene una serie de hojas con una estructura de aluminio interna, un revestimiento de aluminio externo y los soportes hechos a medida y montados sobre almohadillas rodantes para permitir el desplazamiento requerido a lo largo del arco.
Los parasoles, controlados por computadoras, se posicionan automáticamente para abrir la galería al cielo o cerrar gradualmente para evitar el sol directo u obtener diferentes condiciones de iluminación por medio de control manual. Durante las horas de la noche, los parasoles están completamente abiertos mirando el cielo estrellado


4 comentarios:

  1. Mis felicitaciones a Lilyana, por su colaboración tan explícita. . .
    Quedo a la espera de otros artículos, que a no dudarlo serán tan hermosos como este. . .

    ResponderEliminar
  2. Qué gran clase sobre este tema! Gracias!
    Fuimos a la Fundación Fortabat el año pasado y nos volvimos locos con el edificio mismo... Es toda una obra de arte!

    ResponderEliminar
  3. Tucuta , Elizabeth..gracias por sus comentarios
    Lilyana Adamo

    ResponderEliminar
  4. Desconozco este edificio, cuando pueda visitarlo lo mirare con otros ojos, gracias Lily. Griselda

    ResponderEliminar

Deja aquí tu comentario.

Seguidores