Arq. Liliana Adamo, en Google+

viernes, 18 de junio de 2010

EL PALACIO DE HIELO

Seguramente muchos se dieron un paseito por Recoleta, por Plaza Francia, luego un cafecito en la Biela y nunca lo descubrieron, sólo a lo lejos se divisa su cúpula, pasa deaspercibido tapado por tanta arboleda, es..."EL PALACIO DE HIELO porteño"...

Si se accede por la Av Libertador, tapado por frondosas magnólias, deteriorado , sin ningún cartel que indique de que se trata ,el contrafrente del edidicio resulta aún más desconcertante.

En los últimos años del 1800 y los primeros del 1900, la alta sociedad porteña miraba a Europa tratando de copiar usos y costumbres , hasta sus pasatiempos se europeizaron, y como no podía ser de otra manera, es así que Buenos Aires en ese período tuvo su primera pista de patinaje..sobre hielo
Su edificio sobrevivió y hoy se lo puede ver escondido por la verde arboleda, reconvertido en el Salón Nacional de las Artes..., pero su historia comienza allá por el 1911, como pista de patinaje en los terrenos cedidos por el Municipio , construído por José Rey y Besadre y bautizado con el mítico nombre de Palais de Glace.
(Archivo)
Funcionando como pista de patinaje y club social fue el sitio por excelencia de la "high life de la belle epoque"Su diseño, fue inspirado en el Palais de Glaces de Paris.
Una gran pista circular central con palcos y salones de tertulias en su derredor, en el primer piso más palcos , una confitería y un órgano, .. la música para esa actividad no podía faltar. El techo abovedado sobre la pista, culminaba con una cúpula con un gran lucernario que aún hoy se conserva .El hielo para la pista era abastecido por las máquinas que lo fabricaban ubicadas en el subsuelo del edificio

(Archivo)
Con el tiempo, ironías del destino el "Palacio de hielo", se convertiría en una elegante sala de baile, con pulida pista de roble para recibir a nuestra música popular " el tango". Catalogada como música de los bajos fondos , demoró muchos años en incorporarse a la vida porteña y principalmente a los sectores más exclusivos de su sociedad , un rol importante en esa incorporación lo cumplió el Palais de Glace
En 1912, el Barón Antonio De Marchi, "clubman y bon vivant", organiza una velada con la orquesa típica de Gerardo Espósito y el bailarín Enrique Saborido, sellando así la aceptación del tango entre los núcleos de la alta sociedad local Ya para el 1915, la pista de hielo se convirtió definitivamente en pista de baile, recibiendo de alli en más a las orquestas , cantores y músicos más importante de la época, Canaro, De Caro, Cadícamo, quien dedicó una de sus letras para recordar el esplendor del Palais y hasta un Gardel bailarín, entre otros, como asiduo concurrente.
(Archivo)

Ya para el 30 entra en franca decadencia y en el 1931 se termina la concesión y el Municipio recupera el edificio cediéndolo al Ministerio de Educación y Justicia para albergar la Dirección Nacional de Bellas Artes. de allí en más en 1932 se inauguró el XXII Salon Nacional de Bellas Artes y hasta 1954 fue sede ininterrumpida del Salón Nacional y sala de exposiciones, donde con una breve inerrupción sigue hasta nuestros dias.



(Archivo)
La remodelación del edificio queda en manos del Arq. Alejandro Bustillo, quien respeta la estructura original, manteniendo la cúpula y el lucernario central, cuyos haces de luz sobre el círculo central logran una sensación mágica al conjunto...aprovechando además convenientemente las rotóndas de los antiguos palcos, como espacios de exposición
Los tres murales que decoran su interior son de 1934 y representan uno, las bellas artes y los otros dos las artesanías locales como cuero ,alfarería y platería-La fachada fue modificada radicalmente convirtiéndose en lo que hoy se observa
Del 54 al 60, se utiliza como estudio anexo de canal 7, volviendo en los 60 a ser patrimonio del Salón Nacional de Artes Visuales, mas remozado y agiornado permitiendole adaptarse a las nuevas tendencias. En la actualidad conjuga disciplinas que van desde la pintura, escultura , grabado , dibujo, fotografía, cerámica, arte textil, incrementando todos los años la inclusión de artistas de todo el territorio nacional


(Salón Nacional 2008, Primer premio Pintura Sebastián Chillemi)

Al recorrelo no puedo dejar de pensar en su histora, imaginarme los gráciles patinadores desplazándose por la fria pista en contraposición a las finas figuras de los sensuales bailarines moviéndose al compás de un tango,y hasta a un Gardel danzarín y malevo..cuantas historias se habrán tejido en el este círculo mágico. Lo bueno es que aún está de pie ayudando a revalorar nuestro pasado y permitiendo además fortalecer nuestra identidad cultural .Arq. Liliana Adamo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Deja aquí tu comentario.

Seguidores