Arq. Liliana Adamo, en Google+

miércoles, 1 de junio de 2011

DE POSTA A ALMACEN DE RAMOS GENERALES

Como desafiando el tiempo, la vemos como un fantasma de otra época , en un principio como una posta de carretas, alejada del amparo del fuerte, al alcance de los indios en las orillas del poblado.
Hoy persiste como un hito orgulloso de su historia enclavada casi en pleno centro de la ciudad, con su misma estampa, como recordatorio de la lucha y el empuje de antiguos habitantes
Seguramente la conocen..¿quien no ha pasado por sus habitaciones, degustando quesos y salames al visitar TANDIL?, en su añeja estructura actualmente funciona "EPOCA DE QUESOS"
Esta antigua construcciòn se encuentra en la esquina oeste de 14 de julio y San Martìn La vida de esta històrica esquina comienza a construirse con la llegada del jòven español Ramòn Santamarina, allà por el 1860, marcado por su espìritu de trabajo y progreso
Su arquitectura, refleja los materiales y la construcciòn tìpica de las postas y almacenes campestres de la època .
Paredes que muestran su hechura de ladrillo amalgamado con adobe sin revoque, techo a dos aguas , y rancho de adobe, conforman una pintoresca imagen de vieja tarjeta postal. Su interior es amplio, con piso de ladrillos, fogòn a leña en la cocina y amplio sòtano, para esconder a los niños y mujeres durante el ataque de los malones. El patio con la fresca sombra del parral y el infaltable aljibe precede a la casa
El lugar pasó así de ser una posta de carretas desde el 1860, a 1920,
Luego un almacén de ramos generales de 1920 a 1970
Una tapera cuando murieron sus propietarias de 1970 a 1990,
A partir de 1990 se convierte en "Epoca de Quesos",cuando fue , comprada por una familia tandilense y el Municipio la declara Monumento Historico, ..es la única casa de Tandil que no tiene ochava,
Tamaña sorpresa se llevaron al abrir sus puertas cuando vieron que estaba repleta de objetos de todos los períodos, Reciclarla y ponerla en valor llevò varios años de trabajo, pero hoy resulta un lugar que cuenta la historia de Tandil y de las familias tandilenses
Por supuesto sin olvidar los exquisitos, quesos, salames y alfajores que allí se degustan y comercializan

La antigua cocina, de techos bajos, horno a leña e infinidad de utensillos de épocas pasadas


Los vecinos de Tandil siguen aportando elementos y así se multiplican los objetos , es un museo que crece dia a dia


El sótano refugio a la llegada de los malones de indios provenientes del sur








No hay comentarios:

Publicar un comentario

Deja aquí tu comentario.

Seguidores