Arq. Liliana Adamo, en Google+

domingo, 26 de junio de 2011

EL ENIGMA DE LA CASITA SOBRE EL RIO

Muchas veces lo que se hace habitual a los ojos se convierte en invisible y dejamos de preguntarnos su historia....

Una semanas atràs disfrutando de los ùltimos dias càlidos del otoño caminando por la costanera norte siguiendo el recorrido de los veleros sobre el pardo rio de La Plata, recordè una nota leìda en el diario La Naciòn y asì la descubrì .....Una silueta recortada sobre el rio como una "MISTERIOSA CASA ABANDONADA" con una gran puerta y sin ninguna ventana... ...El imaginario popular la confunde con una casita para enamorados, un baño para posibles bañeros, la morada de un ermitaño. ¿Pero que es , para que sirve esta construcciòn en forma de piràmide trunca, vetusta, inmovil, anclada a escasos 800m del paseo costanero, ?...Su historia comienza hace 140 años, donde el gran problema en Buenos Aires eran el còlera y la fiebre amarilla. Lo que hoy se ve a lo lejos como una "casa enigmática",es la TOMA DE AGUA que proveìa de agua potable a màs de 400.000 porteños ,intengràndose asì al proyecto general de aguas de 1874.Su vida fue efìmera , sòlo cuarenta años desde su inauguraciòn, resultando luego escasa dado el aumento en ese perìodo de la poblaciòn de Buenos Aires.Una línea recta la conecta con el actual "Museo  de Bellas Artes" ...es que allí funcionaba la planta potabilizadora.Su funciòn era tomar agua del rio de La Plata y enviarla para potabilizar a la "Planta Recoleta" Su arquitectura no escapa a los cànones de "la arquitectura neoclàsica de la època" impuesta en esos años, que significaba la vuelta a las formas simples grecas y romanas.Sus cuatro caras combinan el cemento armado y los bloques de granito, coronada por una torre de metal, que en su momento sostenìa una baliza a gas y la infaltable veleta
(Copia del plano del ingeniero John Bateman, firmado en su nombre por Karl Nystromer en 1885Foto: Gza AySA)
En el interior un simple revoque para las paredes que se deslizan bajo el nivel del agua con rejas que habilitan su entrada .Detrás de la ùnica puerta , una pasarela recorre todo el perímetro de la casa, con una simple baranda metálica. Desde allí una escalera marinera para lllegar a la baliza. En el centro de la construcciòn, un cilindro de 3 metros de diámetro, ubicado por sobre 2,60 metros del nivel máximo de crecidas y 10 metros por debajo del lecho del río, para canalizar las aguas para su potabilización en la Planta Recoleta.

(Copia del plano del ingeniero John Bateman, firmado en su nombre por Karl Nystromer en 1885Foto: Gza AySA)


Hoy La TOMA, ha dejado de funcionar, pero se ubica como un mudo y fiel testigo de una època de importantes obras de infraestructura en la pujante Buenos Aires.
Fuente:http://www.lanacion.com.ar/1331575



2 comentarios:

  1. Muy interesante. . . .Como todos tus artículos!!!!!
    Para las viejitas como yo, ¿puede ser la letra un poquito más grande?????

    ResponderEliminar

Deja aquí tu comentario.

Seguidores