Arq. Liliana Adamo, en Google+

sábado, 23 de junio de 2012

TOC, TOC ¿quien llama a la puerta? De aldabas , llamadores y otras picaportes...


Recuerdo mi niñez en la casa de mis abuelos, una argolla de bronce con cabeza de leòn , me recibìa en la puerta de entrada, para mis pocos años. me parecìa feroz, inmensa, inalcansable . Con mi prima fuimos dando cuenta de nuestra estatura a medida que la "aldaba" se encontraba mas cercana a nuestras manos.... y al fin un dia la meta llegò,.. la alcanzamos ,.... crecimos y la hicimos golpetear locamente. La casa ya no existe , pero la mirada del feroz leòn sigue en mis recuerdos como parte de mi infancia.
LLAMADORES, ALDABAS, ALDABON, PICAPORTE, fueron la respuesta mas simple y antigua a la necesidad de anunciarse ante una puerta cerrada. Pero el tiempo pasa y esas bellas y ùtiles piezas que adornaban las antiguas puertas fueron desplazadas por el uso de la electricidad con los timbres, màs efectivos y de accionar mas inmediato en los interiores
La palabra ALDABA, con el que se la nombra es de origen àrabe y la palabra "PICAPORTE" del catalán, formado por pica (pequeña lanza de hierro) y portes (puertas). El sistema era simple , por el efecto de percusión sobre un clavo de igual material, se producìa un sonido generalmente amplificado por la caja de resonancia de la sala de acceso atrayendo asì la atenciòn de los moradores


Muchos ALDABAS segùn su ubicaciòn y diseño cumplìan doble funciòn, ya que fijada en la parte central de la hoja, facilitaba su apertura y cierre a modo de manija, permitiendo el movimientos de puertas más pesadas.
Este sistema fue encontrado en Pompeya , y tambièn utilizado por bizantinos y romanos, que lo difundieron

Sus formas son variadas y dependen del lugar y la època. Los primitivos LLAMADORES fueron pequeños martillos suspendidos de las puertas o bien argollas de hierro unidas a una cabeza de bronce con forma de león o grifo mitológico que golpeaba sobre un clavo grueso.
Antiguamente eran signo de riqueza, cuanto mas importante y elaborada su confecciòn, màs noble y rica la familia que habitaba la casa. De allì viene el dicho popular que ha llegado hasta nuestros dias " tener buenas aldabas", que significa, "tener orgullo o poder". por lo anteriormente dicho



En el Islàm se colocaban en la puerta "aldabas dobles ", una con forma fàlica para los hombres a la derecha y otra con forma redondeada a la izquierda para las mujeres. Los sonidos eran diferentes , màs graves la primera, màs agudos la segunda. De esta forma se podìa distinguir quien tocaba, si era un hombre o una mujer era recibido por el de su mismo sexo
Abundaron en la Edad Media y en el Renacimiento, las tìpicas de este ùltimo perìodo tenìan forna de "S". Algunos testimonios de arte gòtico muestran piezas finamente forjadas y cinceladas en hierro, a fines del XIX y principios de XX, el Art Nouveau influyò en los diseños con llamadores de bronce trabajados con formas vegetales, tallos , flores y hojas formando delicados motivos



Pero tambièn encontramos ALDABAS, en iglesias y momasterios donde se observan imàgenes de santos y promesantes, acordes al lugar. La variedad pareciera no encontrar lìmites, como llas que presentaban hombres de a caballo  presidiendo las casas campestres o las figuras de aljibes y toneles en pequeñas aldabas que anticipaban los placeres a encontrar en los ruidosos mesones y tabernas

En la Buenos Aires antigua los llamadores màs comunes en las residencias eran las pequeñas bolitas labradas o las "manitos", estas últimas segùn algunos emparentadas con el amuleto musulmàn "La mano de Fàtima".. cierto o no ya son historia , y en la actualidad los hermosos objetos lamentablemente se han convertido en una especie en vias de extinciòn, han dejado de martillar y...son sòlo elementos de colecciòn o de decoracion

1 comentario:

  1. Lilyana:
    excelente artículo.!!!...para conocer historias ya perdidas....y alimentar conocimientos de cultura general....

    Liliana Clarisa.

    ResponderEliminar

Deja aquí tu comentario.

Seguidores