Arq. Liliana Adamo, en Google+

viernes, 8 de febrero de 2013

LA GEOMETRIA Y LOS ALBAÑILES

 Cuando comencè a trabajar como arquitecta, observar en las obras la tarea de los albañiles fue para mì fuente inagotable de enseñanzas, hombres estos experimentados en el arte de mover el nivel y la cuchara . En muchos casos obreros algunos ellos analfabetos o con primaria incompleta utilizaban para la construcciòn y sin saber de su existencia, calculos matemàticos o geomèticos que se basaban en los principales teoremas de la llamada geometrìa euclidiana. 

 Para definir si el àngulo entre dos paredes era recto o sea 90º, los obreros medìan formando un triàngulo, 60cm de un lado y 80 cm de otro , si la diagonal entre ambos puntos daba 1 m, pues el àngulo era recto, sin saberlo aplicaban el "Teorema de Pitàgoras" que dice: el cuadrado de la hipotenusa de un triàngulo rectàngulo es igual al cuadrado de la suma del cuadrado de los otros dos lados. En el caso de verificar si una abertura, una ventana por ejemplo era un rectàngulo perfecto, se solucionba cruzando dos tablas de igual medida en el interior de la abertura , si la medida desde el punto de donde los tablones se cruzaban era igual, entonces el rectàngulo estaba bien trazado. O sea que utilizaban el postulado geomètrico que dice "que las diagonales del rectàngulo se cortan mutuamente en partes iguales 

Cuando habìa que construir una arcada, los albañiles le daban forma con un compàs fabricado con un hilo y un clavo y luego colocaban listones de madera uno al lado del otro hasta llegar al punto superior quedando definida la curva de la arcada. 

Esta forma de trazar un cìrculo coincide con la teorìa geomètrica que dice que "una circunferencia puede entenderse como un polìgono infinito de lados" Esa forma de verificaciòn se sigue utilizando hoy en dia y Uds se preguntaràn a que viene todo esto. 

Puès descubrì que la profesora Ema Fioriti, para su maestria decidiò investigar los càlculos geomètricos que aplican estos obreros de la construccion y preguntarse si podìan servir para mejorar las formas de enseñanza para adultos en Rio Negro y Neuquèn. 
El estudio tuvo como corolario llevarla a ver que "los docentes deberìan tener en cuenta la matemàtica que se usa fuera de la escuela, porque los contenidos son realmente aprendidos cuando se descubre que sirven para resolver problemas" 

"La investigadora Fioriti consignò que ella cree profundamente que los conocimientos pràcticos deben regresar a las aulas para ayudar a los chicos a aprender matemàticas. Entender como los obreros de la construcciòn usan el teorema de Pitàgoras, para construir el àngulo recto de las paredes de una casa, afirma, sirve para que tenga sentido lo que los chicos aprenden en la escuela". Fuente : Clarìn, 27-02-2000.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Deja aquí tu comentario.

Seguidores