Arq. Liliana Adamo, en Google+

miércoles, 16 de octubre de 2013

El ·GASOMETRO", que no es el de la cancha de San Lorenzo.



Cuando era niña vivía a pocas cuadras de las Avenidas Gral. Paz y Constituyentes, en el partido bonaerense de San Martín. Todas las mañanas recorría a pie las cuadras que separaban mi casa de la escuela primaria Helena Larroque de Roffo, del lado capitalino. Lindos recuerdos de la época en que una niña de 8 años podía caminar sola en las oscuras mañanas de invierno, segura y sin miedo.. No existía el puente actual de la Av Gral Paz. allí había una isla circular que separaba ambas vías, con senderos y canteros repletos de palos borrachos con flores rosas y blancas. , en el medio un gran palomar pintado de rosa antiguo de la época  de la chacra Saavedra y un puesto policial, donde los policías amablemente me ayudaban a cruzar los dos ramales de la avenida .. Pero antes de llegar a la mentada isla a medida que me acercaba al cruce, hacia un costado, el inmenso "tanque de Constituyentes"  hacía que la curiosidad e intriga comenzaran a funcionar... Por años me hice la misma pregunta ¿qué era eso, que había adentro?.. Tuvo que pasar mucho tiempo para obtener la respuesta adecuada.
Es el antiguo reservorio de gas manufacturado conocido como "EL GASOMETRO". Aunque esté en el primer cordón bonaerense , en San Martín, visualmente pertenece también al paisaje urbano de las zonas capitalinas de Villa Pueyrredón y Villa Urquiza



Fue construido en la década del 40 como fábrica de gas de carbón y coque para la iluminación pública de varios barrios. De casi 90m de altura 57 metros de diámetro, con un perímetro de 24 módulos metálicos rectos conformados por paneles de hierro, y capacidad para contener casi 167000 m3 de gas. Estaba compuesto por dos tanques uno dentro de otro, descansando uno sobre una enorme pileta  conformando el sistema regulador de presión de gas.

Visualmente la mole del "gasómetro" no es algo que se destaque por sus líneas arquitectónicas, lejos está de ser una construcción armónica visualmente y que se integre con el paisaje que lo rodea. Su caparazón  subsiste como "Bien Histórico Nacional ", por la simple razón que es mas costoso desguazarlo que conservarlo, incluso su mantenimiento es amortiza  por el alquiler del espacio aéreo para carteles de publicidad que se despliegan sobre su perímetro

 
(foto de la web)


Hoy en día el viejo cilindro es sólo una estructura de chapas remachadas con antiguas instalaciones  desactivadas.  Quién al verlo no se preguntó ¿que hay adentro?.. ¿puede explotar? .Con un sinnúmero de mitos urbanos y leyendas derivadas ellas de su proximidad al Centro Atómico Constituyentes, uno de los mas importantes del país, algunas de ellas hablan de residuos energéticos, de espectros y fantasmas de empleados que murieron en el lugar . Hoy sólo sirve  para sostener las antenas de comunicación en su cúspide o simplemente como una gran pantalla publicitaria  marcando con su mole un  hito de referencia urbana en la zona.

 

 

4 comentarios:

  1. Hola Arquitecta: recuerdo la revolución del 55.se decía que iban a bombardear ese tanque…
    Aníbal.

    ResponderEliminar
  2. Siii….yo escuchaba el ruido de los aviones y me tapaba los oídos porque todos decían que el tanque iba a explotar….tenía 12 años

    Juana.(Saavedra)

    ResponderEliminar
  3. Leí en Face,que Julia Villafañe puso golpe del 45…no es así es del 55….o me equivoco?
    Lauri.
    Avellaneda-

    ResponderEliminar
  4. Si, ese tanque era el temor de todos los vecinos de la zona... si realmente explotaba no hubiese quedado nada en pie. Estuve investigando pero no logro saber exactamente en que fecha fue desactivado.. seguiré buscando

    ResponderEliminar

Deja aquí tu comentario.

Seguidores