Arq. Liliana Adamo, en Google+

jueves, 19 de enero de 2017


PUENTE TRANSBORDADOR NICOLAS AVELLANEDA

Vuelta de Rocha, barcos abandonados, trabajo febril, y ese viejo puente, es lo que ha dejado plasmado en alguna de sus obras el artista, Benito Quinquela Martín . Una postal de época del típico barrio de la Boca.
Durante años los botes iban y venían uniendo las dos orillas, hasta que en 1914 para una conexión mas eficaz y rápida se inaugura el Puente transbordador Nicolás Avellaneda.
Los puentes transbordadores que se construyeron en el siglo XIX y XX, son un claro ejemplo de una valiosa tipología  del período de la revolución industrial, donde además  había neto predominio de Inglaterra en la economía mundial
Para la construcción del Viejo Puente, se autorizó al Ferrocarril de Sud su ejecución , con el tiempo fue donado a la Nación. Se ejecutó en el Reino Unido, luego sus piezas fueron traídas por barco y como un mecano ensambladas en Buenos Aires, una por una .
La estructura de hierro con trazas de cobre para evitar la corrosión alcanza una gran  porte .Para su base se usaron  8 cilindros de hormigón de 4 metros de diámetro, enterrados a 24 m de profundidad para soportar cargas de casi 1000 toneladas. Estas bases fueron realizadas enteramente en Argentina en la Dirección Nacional de Construcciones Portuarias.
Funcionaba de una manera muy particular, desde su plataforma fija colgaba en forma basculante una plataforma móvil que se deslizaba por el travesaño superior , permitiendo acarreo de personas, coches y tranvía de una orilla a otra..
Entre las historias que lo envuelven está la muerte de uno de los  ingenieros responsables de proyecto,  Ante  un problema con una de las pieza diseñadas en Inglaterra el ingeniero se suicida arrojándose desde el punto mas alto del puente, más tarde se comprobaría que no había tal falla.
El 30 de Mayo de 1914, dia de la inauguración , el operador Enrique Austofer cae a las aguas del Riachuelo pudiendo ser rescatado por Prefectura
Estuvo a punto de ser desguazado en 1994. Gracias al férreo reclamo de los vecinos de la Boca e Isla Maciel eso no sucedió logrando a posteriori  que por el Decreto 349 , el Viejo Puente Transbordador fuera Declarado Monumento Histórico Nacional, convirtiéndose en un ícono del barrio de la Boca. En el mundo solo quedan ocho puentes de este tipo siendo el Avellaneda el único en América
En 1940 a sólo 100m de distancia se inaugura otro puente , pero  de tránsito ligero.  Se lo dotó además de un sistema levadizo para permitir el paso de embarcaciones de gran porte.
Al poco tiempo su vecino, el primitivo  puente cae en desuso dejando de funcionar definitivamente en 1960
Como curiosidad única, ambos puentes y tan cercanos comparten el mismo nombre , el del presidente Nicolás Avellaneda (1874-1880).
En la actualidad utilizando las escaleras mecánicas se puede llegar a una buena altura para divisar la ciudad y principalmente el barrio de la Boca.
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Deja aquí tu comentario.

Seguidores