Arq. Liliana Adamo, en Google+

lunes, 13 de febrero de 2017

 
Centro Naval
Un exponente de la arquitectura francesa en Buenos Aires

Es interesante estudiar el desarrollo y la arquitectura de una ciudad,  es que a través de ella se puede visualizar los distintos estadios de un país.
Esto ocurre con el Centro Naval y los edificios  que lo rodean,  dan una imagen bastante certera de una época y de un país cuya aspiración era imitar a Paris , hecho que convirtió a Buenos Aires en una ciudad con rasgos netamente europeos.

Jóvenes oficiales de la Armada, egresados de las primeras promociones, de la Escuela Naval Militar, querían un club para reunirse y ejercitar su sana camaradería.
Dieron así inicio al Club Naval fundado en 1882. Hasta que se construyó la actual sede en 1914, funcionó en distintos sitios de la ciudad.
En la tradicional esquina de Florida y Córdoba, un monumental portón corona la esquina, hacia ambas calles, la fachada despliega una decoración con motivos marítimos y reminiscencias versallescas
El palacio es obra del arquitecto suizo Jacques Dunant y el francés Gastón Mallet, su obra se inició en 1911 y concluyó en 1914.
El edificio de siete pisos se eleva en noble zócalo de granito de Córdoba. Su decoración externa es del escultor Luis Trinchero.
Sólo el ingreso por la ochava y la majestuosidad del portal de hierro y bronce, exquisitamente trabajado con el bronce proveniente de los cañones de las Guerras de la Independencia, impactan.
La obra estuvo a cargo del empresario metalúrgico Luis Tiberti, quien también ejecutó los portones del Palacio Paz entre otros.
Traspasar su entrada es ingresar al mas bello y acabado ejemplo de arquitectura de la llamada "belle époque" porteña.


Los finos mármoles, el vestíbulo coronado por una gran lámpara de 200 kg. regalo del Diario La Prensa, y una escalera que evoca la Opera de Paris, nos trasportan a tiempos pasados.


En el primer piso ahora llamado Salón Sarmiento, en otras el Salón para fumar o Salón de Socios, lugar de tertulias y debates, se encuentra la mas importante pinacoteca con temas marinos.
En el segundo piso, el Salón de Fiestas está inspirado en la Sala Antiques del Museo del Louvre. Deslumbra por las dimensiones, las arañas y los cielorrasos pintados.



En el cuarto piso la Biblioteca con su revestimiento de madera y exhibidores  vidriados originales, donación del empresario Miguel Mihanovich.
Es destacable el grado de mantenimiento de todo el edificio, la decoración donde destaca el dorado a la hoja, los muros, los muebles. parte de ello es debido a una curiosidad que se da a través de los años.
 

Los artesanos encargados del mantenimiento pasan su legado de padres a hijos y siguen siendo de las mismas familias originarias, teniendo cada uno destinado un sector del palacio.  Así  cada detalle se mantiene en perfecto estado, como rara prueba de la artesanía local.
Otros sectores son el Salón comedor, donde otrora fuera el alojamiento para socios, el Salón de Armas, el Bar, con su nueva decoración, y en el subsuelo la Peluquería y la Sastrería exclusiva para socios



En el 2016, se produjo la apertura al público en general, hoy en dia se puede visitas bajo la guía del grupo del destacado Profesor Lazzari, y resulta un deleite recorrerlo descubriendo la historia particular de cada elemento y de sus salones
 
Nota: Lamentablemente perdí  todas las fotos que saqué en su oportunidad del Centro Naval. Las que se observan en el artículo son algunas extraídas de la web y otras proporcionadas por mi querida amiga Silvia Garbossa. 

2 comentarios:

Deja aquí tu comentario.

Seguidores