Arq. Liliana Adamo, en Google+

martes, 4 de julio de 2017

UN ICONO PORTEÑO VOLVERA A BRILLAR :EL PUENTE NICOLAS AVELLANEDA

El viejo puente , dejará de ser sólo una postal del bario de la Boca, para volver a brillar. Después de 57 años cerrado, el Puente Transbordador Nicolás Avellaneda se está restaurando para lucir como en el mejor momento de su inauguración en 1914.
En otro posteo ya lo he nombrado dando su origen y características. 
Se está refaccionando la estructura de hierro, arenando y cambiando las piezas deterioradas dándole al final el color original al igual que a la barquilla que llevaba en su momento a la Isla Maciel.
La barquilla podía trasladar hasta 30 personas y cuatro automóviles al mismo tiempo y también cruzaba un tranvía. El trayecto se hacía en cuatro minutos, igual tiempo que se tardará cuando lo habiliten
Los trabajos fueron impulsados por ACUMAR y La Fundación por la Boca, encomendados a Vialidad Nacional con un presupuesto de $160 millones
El último paso en esta puesta en valor va a ser la instalación de un dispositivo de Iluminación LED, con variante de colores , similar al de la Torre Eiffel.
Se calcula que a fines de septiembre , inicios de noviembre se habilite y deje de ser solo un ícono estático para transformarse en un lugar de paseo para nacionales y extranjeros, ya que se usará con fines turísticos.

Fuente: Clarín "Iconos Porteños"

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Deja aquí tu comentario.

Seguidores